Nuestro principal activo es el capital humano, formado por personal
técnico con una alta cualificación. Sus competencias técnicas están
basadas:

–  En la experiencia y especialización de los socios profesionales de
la
empresa y de los técnicos integrados en ella.
–  En los medios técnicos y auxiliares de que disponen, en permanente  y continua actualización.
–  En el fiel compromiso con nuestro equipo, junto con la
incorporación de nuevos recursos con experiencia en otros ámbitos
de la ingeniería.

La materialización de estos valores está basada en los principios de:

–  Eficiencia y eficacia, porque el tamaño y volumen de capital
invertido garantiza disponer de los medios instrumentales y de la
financiación necesaria para que la capacidad técnica del equipo
de trabajo se desarrolle en las mejores condiciones posibles.
– Flexibilidad, porque el número de profesionales de la empresa
posibilita disponer de la masa crítica necesaria para reunir equipos
multidisciplinares adecuados para cada tipo de trabajo.